Descubriendo Sangiovese de Mataró

Si te gusta comparte por favor
blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas

Ya estábamos tardando en contaros nuestra última experiencia gastronómica!! Nuestra visita al restaurante Sangiovese de Mataró. En un amplio y bien situado local en el centro, junto a la plaza de Les Tereses donde hay un parking donde podemos dejar el coche sin ser excesivamente caro, ya que en esta zona el aparcamiento está bastante limitado, localizamos el restaurante. Debemos confesar que fuimos un poco “de rebote” ya que no teníamos pensado ir ese día pero por casualidades de la vida y mala memoria de quien os cuenta, no hice la reserva en donde teníamos pensado ir y así descubrimos una auténtica joya culinaria. Cuando llegamos no tuvimos ni que esperar para que nos acompañasen a nuestra mesa y nos ofreciesen si queríamos tomar algo mientras mirábamos la carta para pedir, nos sirvieron unas chips de yuca y boniato realmente muy buenas, muy buen detalle…

Tiene una carta donde brilla el producto de temporada y de proximidad con luz propia pero nosotros íbamos con intención de descubrir la cocina de Sangiovese y nos decantamos por el menú Festival que nos pareció realmente interesante.

Para empezar nos sirvieron un canelón de marisco de aperitivo que quizás no iba más allá de ser una ensaladilla de marisco pero muy sabrosa y fresca que abría el apetito para lo que tenía que venir, telonero de los aperitivos del menú: Gyoza de langostinos al jengibre, Tortita de camarones, Canelón de ceps y queso fresco, Olivas al Campari y Blody-Cherry. Servidos todos en conjunto sobre una pizarra menos la tortita que sirvieron en un plato con forma de tronco cerámico que nos pareció muy original y bonito.

Sobre este inicio solo cabe decir que nos gustaron mucho, quizás la oliva y la gyoza son, en ese orden, los menos impresionantes pero no por ello dejaban de estar muy buenos. Realmente excelentes el canelón de ceps y la tortita de camarones, entre estos dos tendría serias dudas de cual elegir como el número uno!

Continuamos con el Ajoblanco de coco al curri con anguila ahumada y sandía, que me pareció espectacular la combinación del ahumado con el curry y el frescor de la sandía un plato extraordinario; seguimos con el Torchón de foie, remolacha, pan de especias y balsámico a la vainilla, cuando lo ves lo primer que piensas es “otro foie” pero la combinación de todo el conjunto lo hace realmente diferente.

A continuación nos sirvieron el Carpaccio de gamba roja con tartar de aguacate, olivas y aceite ahumado, plato fresco y  muy agradable con el toque de aceite ahumado que realmente acompaña a la gamba sin llevarse por delante su sabor; seguido de la Flor de calabacín en tempura rellena de foie e higos, que nos encantó totalmente y nos sorprendió muy muy  muy gratamente, una verdadera exquisitez.

Continuamos con el Huevo benedictine a 63º con jamón york glaseados y el Risotto con trompetas de la muerte, ajos tiernos y langostinos. Sin duda dos platos muy buenos aunque quizás no tan sorprendentes pero donde la calidad del producto se nota.

Llegados a este punto llegó un detalle interesante del menú, el sorbete de yuzu, una fruta de sabor cítrico entre un pomelo y una mandarina, que ayudó a preparar el paladar para los platos principales aportando el punto entre ácido y amargo que limpia el paladar dejando un punto de frescura que nos pareció muy delicado.

Seguimos con la Urta salvaje con ratatouille de verduras y kimchi, en su punto justo y acompañado de las verduras que nos resultó un buen plato que daba paso al plato estrella, al menos para nosotros: el Filete de cordero de las Antípodas al cardamomo con frutos secos, plato súper contundente pero que en conjunto todo él estaba exquisito.

Siempre nos pasa lo mismo cuando pedimos menú degustación y es que llegados al momento dulce con el espacio justito pero no por ello vamos a dejar de tomar postre, no? Yo aquí aplicaría un “no sugar no party” ya que, al menos yo, para un dulce siempre encuentro un sitio.

El colofón final de la cena empezó con una sopa de frutos rojos, lichis y coco que vino ideal para refrescar, desengrasar y endulzar y así prepararse para el dulce final de tres esferas heladas de chocolate, haba tonka y chocolate blanco.

Cenamos muy bien, disfrutamos del lugar y del menú; el personal es muy atento y cordial, nos encantó y sin duda repetiremos para probar otros menús que van regularmente presentando y por supuesto su carta. A tener en cuenta que los platos de los menús pueden ir variando según los productos de temporada así que recomendamos consultar su web para conocer su carta y menús. La relación calidad precio es muy buena.

Se nos olvidaba comentar el vino!! Tomamos un Celistia de bodegas Costers del  Sió (D.O. Costers del Segre), blanco joven afrutado que acompañó todo el menú.

¿Te gusta este artículo? ¡Suscríbete por email a nuestro feed

( O suscríbete por RSS )
Si te gusta comparte por favor
blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas blog gastronómico foodies sibaritas Descubriendo Sangiovese de Mataró donde comer y mas

No hay comentarios

Danos tu opinión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies